¡¡ NO TE VAYAS CON LAS MANOS VACÍAS !!
Descubre cómo empezar ahora la Recuperación de tu Parálisis Facial
con los 5 sencillos pasos
y los 2 ejercicios iniciales
que han ayudado a miles de personas
Acceso Inmediato y Gratuito a
Introduce tus datos para tener acceso inmediato y gratuito
 Tu información está segura. Odiamos el spam tanto como tú. 
Sólo te enviaremos información relacionada con
la Parálisis Facial y tu Recuperación
La web para recuperarte
de tu Parálisis Facial
Descubre cómo empezar ahora la Recuperación
de tu Parálisis Facial con los 5 sencillos pasos y los 2 ejercicios
que han ayudado a miles de personas
Consíguelos Gratuitamente como regalo de bienvenida
Porque yo también tuve parálisis facial...
Y en esta página quiero compartir
todo lo que aprendí y qué hice para recuperarme...
Descubre lo que nadie te cuenta sobre la Parálisis Facial...
Es sábado por la mañana.

Me he levantado temprano, mis hijos duermen y quiero aprovechar para trabajar un rato antes de que se levanten.

Me duele el ojo izquierdo, cómo si tuviese una piedrecita dentro o una legaña grande, no parece nada importante, cuando me lave la cara se irá. O quizás es conjuntivitis, ayer noté unas molestias cuando trabajaba con el ordenador.

Llego al baño, dispuesto a limpiarme el ojo para sacar lo que me molesta. Me miro al espejo y veo mi cara desfigurada, torcida. Abro mi boca y un lado sube más que el otro. No puedo cerrar el ojo izquierdo que además me duele.

Aparece el miedo, ¿Es un ictus, una embolia? ¿qué me pasa? ¿tengo que ir al hospital?

Pero mis hijos están en casa, son pequeños y no los puedo dejar solos en casa.

No quiero ir al hospital con ellos, no quiero alarmarlos.

Respiro, me tranquilizo, me encuentro bien, puedo hablar normalmente, coordino, mi brazo y mi pierna se mueven con normalidad, no es un ictus, es...

PARÁLISIS FACIAL.

Y lo supe porque hacía poco un conocido la había padecido.

Los siguientes 3 días fueron un suplicio: ¿voy a quedarme así? ¿durante cuánto tiempo? ¿qué tengo que hacer para recuperarme? ¿cómo se cura? ¿por qué me ha pasado a mí?

Un sinfín de emociones se agolpan: miedo, desesperación, frustración, inseguridad, incertidumbre…

Y lo peor...

Cuando voy al médico me receta medicamentos para desinflamar el nervio facial y me dice: "El período de recuperación es de 6 meses, descansa y paciencia".

¿¿¡¡ Cómo !!??

NO QUIERO ESTAR TANTO TIEMPO CON MI CARA DESFIGURADA.

Necesitaba hacer algo, tener la sensación de que avanzaba en mi recuperación, que hacía algo para acelerarla, ver mejoras en mi cara, mi sonrisa, mi ojo...

No quería quedarme de brazos cruzados esperando.

Decidí aprender todo sobre la parálisis facial, los tratamientos, las causas, los síntomas. Visité médicos, acupuntores, osteopatas y fisioterapeutas.

Descubrí que los médicos no tienen ni idea, sólo dan medicamentos y consejos vagos, nada que te ayude a activar los músculos de la cara para recuperar tu sonrisa, tu mirada, a cerrar el ojo, en definitiva, volver a tener tu cara.

Nada que te haga sentir que estás en el camino de la recuperación…

De los acupuntores, osteopatas y fisioterapeutas, aprendí ejercicios y masajes que podía hacer en casa para acelerar mi recuperación.

De mis conocimientos como coach, diseñé visualizaciones y estrategias para mejorar mi autoestima y enfrentarme a los retos del día a día: cómo salir de casa, ver a mi pareja y a mis amigos sin ponerme a llorar o morir de vergüenza, sentirme más seguro, mejorar mi ánimo.

Todo con un SOLO OBJETIVO...

ACELERAR MI RECUPERACIÓN

Los resultados fueron espectaculares...

En 2 semanas (no 6 meses) había recuperado la sonrisa y mi cara volvía a parecer mi cara (No es nada especial, pero es la mía :-)

En 8 semanas, estaba haciendo vida normal y volvia a trabajar en lo que me apasiona, como formador-coach.

En esta página quiero compartir contigo...
...lo que aprendí sobre la parálisis facial y
qué hice para recuperarme...
Lo que voy a explicarte ha ayudado a
cientos de miles de personas a acelerar su recuperación
Descubre cómo empezar ahora la Recuperación
de tu Parálisis Facial con los 5 sencillos pasos
y los 2 ejercicios que han ayudado a miles de personas
Descubre lo que nadie te cuenta sobre la Parálisis Facial...
¿ Qué es la Parálisis Facial ?
También llamada parálisis facial periférica y parálisis o síndrome de Bell. Es una parálisis de los músculos de un lado de la cara debido a una inflamación del nervio facial que controla los movimientos de estos músculos.
Imagen del Nervio Facial

No tiene nada que ver con la embolia o el ictus. En estos casos la parálisis es sólo de la boca (El resto de la cara no queda afectado) y también hay debilidad en el resto del lado del cuerpo (Brazo, mano, pierna...) y dificultades para coordinar y/o articular frases con sentido. 
Ninguno de estos últimos síntomas están asociados a la parálisis facial.

La parálisis facial no es grave desde el punto de vista de salud pero si grave desde el punto de vista personal.

Genera problemas de autoestima y emociones de miedo, ansiedad, preocupación, frustración y dificultades en el día a día como:
  • Cuando comes, los alimentos quedan entre la mejilla y los dientes del lado afectado.
  • ​Cuesta hablar y algunos sonidos como "P", "F, "SH", se hacen imposibles de pronunciar correctamente.
  • ​Los sonidos fuertes duelen en el oído del lado paralizado.
  • ​Molestias en el ojo, como si tuvieses un elemento extraño dentro.
  • ​Cuesta salir a la calle o hablar con otras personas. Es el síndrome de “que pensarán de mí”. Hasta que encontré la solución, una frase mágica que lo resolvió.
  • ​Realizar trabajos que requieren fijar la vista (móvil, ordenador ver la televisión...) son difíciles porque cuesta enfocar.
  • Beber agua es complicado, al no controlar el labio se sale.
¿ Cuáles son las Causas ?
CUSTOM JAVASCRIPT / HTML
Suele aparecer de forma repentina y, en general, los médicos no están seguros de las causas

Incluso tienen un nombre muy largo y complicado para no decir que no saben, Idiopático. También la llaman Parálisis Facial Idiopática.

Las causas más habituales son:
  • Virus de tipus Herpes
  • ​Alto grado de estrés
  • ​Una fuerte depresión.
  • ​ Cambios bruscos de temperatura (Golpe de frío).
  • ​ Infección en oídos u otitis.
  • ​ Enfermedad de Lyme.
  • ​ Sarcoidosis (una inflamación de los nódulos linfáticos, pulmones, hígado, oídos, piel u otros tejidos).
  • ​ VIH o virus del Sida.
¿ Cuáles son los Síntomas ?
CUSTOM JAVASCRIPT / HTML
Comienzan de forma gradual y los síntomas se estabilizan a las 48 horas y ya no empeoran.

Pueden ir de leves a graves dependiendo de la afectación de los músculos faciales.

Los más habituales son:
  • ​No puedes cerrar un ojo.
  • ​ Vista borrosa.
  • ​ La boca está caída en el lado de la parálisis.
  • ​ El lado paralizado no tiene arrugas (Alguna ventaja tendría que tener :-)
  • ​ Molestias en el ojo, como si tuvieses algo extraño dentro.
  • ​ Dolor detrás y/o debajo del oído.
  • ​Cuesta pronunciar sonidos como "P", "F", "SH"
¿ Cómo proteger tu Ojo ? (¡¡ Muy Importante !!)
CUSTOM JAVASCRIPT / HTML
Uno de los síntomas más incómodos es no poder cerrar el ojo del lado afectado por la parálisis.

Además, el ojo no parpadea normalmente por lo que se seca, lagrimea y no enfocas bien la vista.

Por todo ello, es muy importante que cuides tu ojo: 
  • Durante el día, aplícate colirio con lágrimas artificiales cada 2-3 horas según notes tu ojo.
  • ​Antes de ir a dormir aplícate alguna pomada o gel que te protegerá el ojo de la sequedad y protege el ojo con una gasa.  
Este apartado es muy importante porque de no hacerlo, podrían quedar secuelas en el ojo
¿ Cuál es el Tratamiento ?
CUSTOM JAVASCRIPT / HTML
No soy médico, y no pretendo serlo, por lo que no voy a hablar del tratamiento desde el punto de vista de medicinas.

Lo primero es que vayas a tu médico de confianza para que te receté lo que crea conveniente.

Probablemente, tu médico sólo te recetará medicinas, pero...

En mi propia experiencia, lo que acelero mi recuperación fue:
Descubre cómo empezar ahora la Recuperación
de tu Parálisis Facial con los 5 sencillos pasos
y los 2 ejercicios que han ayudado a miles de personas
Quién soy...
Quim Chalé
2 años después de la parálisis facial
Soy Quim Chalé, formador-coach y autor del libro R-EVOLUCIONATE.

Yo también sufrí parálisis facial y me recuperé.

Los primeros días fueron muy duros y me pusé a investigar y aprender sobre la enfermedad.

Allí descubrí que no había ningún centro, ni especialidad, ni sitio web que nos ayudase a las personas que tenemos la parálisis facial.

Nos encontramos solos sin saber qué hacer.

Yo podía cambiar eso.

Me hice formador y coach para ayudar a las personas.
¿Qué mejor forma de hacerlo que aprovechar mis conocimientos, aprendizajes y experiencia para crear un programa que te ayude a acelerar la recuperación de tu parálisis facial?

Todo lo que aprendí, todo lo que funcionó en mi recuperación y en la de miles de personas es lo que quiero compartir contigo.

Para mí, la parálisis facial fue un gran golpe y un aviso para cuidar mi salud y cambiar mi estilo de vida.

Los mejores años de mi vida han venido después de la parálisis facial.

Y quiero ayudarte para que también sea así para ti.

He creado la Guía Gratuita "5 pasos para la Recuperación de la Parálisis Facial" y el Vídeo "2 Ejercicios Iniciales" para ayudarte a empezar tu recuperación ahora mismo.

Y funcionaron...
Y para que tu recuperación tenga el mayor éxito...
El tiempo es VITAL para la Recuperación de tu Cara
Cuanto antes empieces tu recuperación más probable es tu RECUPERACIÓN TOTAL
Por desgracia, nos llegan muchas personas que después de meses, incluso años, de padecer la parálisis facial y tener secuelas, nos consultan si podemos ayudarlos.

Sí, los podemos ayudar pero es mucho más rápido y fácil si empiezas durante los primeros días.

No dejes pasar días y semanas sin empezar el tratamiento de recuperación de los músculos de la cara.

Ves al médico para que te recete los medicamentos para desinflamar el nervio facial, pero empieza también con la recuperación y activación de los músculos faciales.

ES VITAL hacerlo de inmediato para recuperar tu cara, tu sonrisa, tu mirada y no tener secuelas.
Empieza ahora tu recuperación con...
 2021
Todos los Derechos Reservados